Almogávares de Europa III

Acaban de acceder al foro Almogávares de Europa III. Foro de Recreación Histórica.Más de una década dedicados al estudio de la gesta de los almogávares. VIA SUS..!
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Nuevo foro ALMOGÁVARES DE EUROPA III, más de una decada dedicada al estudio de la Gesta almogávar. Entra, conectate con tu login de siempre o a través del que tengas en FACEBOOK, y explora sus posibilidades.

Comparte | 
 

  Las defensoras de Gallípoli

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Malamadre

avatar

Mensajes : 120
Fecha de inscripción : 18/09/2010

MensajeTema: Las defensoras de Gallípoli   Lun Dic 19, 2016 2:11 am

Como antecedentes recordaremos que el emperador de Bizancio, Andrónico, pidió ayuda a Aragón para luchar contra el asedio turco que amenazaba tomar Constantinopla, y Aragón le envió a los Almogávares comandados por Roger de Flor.
Hubo un triplete de circunstancias que hicieron recabar a los Almogávares en Bizancio: los Almogávares estaban en Sicilia, y habiéndose firmado la paz, Federico II de Sicilia estaba hasta los huevos de estas malas bestias que estando desfaenados, eran más peligrosos que en guerra.
Por otra parte Roger de Flor tenía ciertos ¨problemillas¨ con el Papa, y estando Sicilia ahora a buenas con la Iglesia, más le valía poner tierra de por medio. Sumadas estas circunstancias al llamamiento de Bizancio para luchar contra el turco, ya tenemos a los Almogávares proa a Constantinopla.
Teniendo en cuenta que estas tropas españolas viajaban con su familia, y siendo el número total de unas 7 u 8 mil personas, podemos deducir que los soldados en sí, casados por solteros, que fueron hacia Oriente serían unos 2.500/3.000.
Llegados a Constantinopla, se instalan en unos cuarteles. Había en la ciudad un barrio genovés, y los genoveses de la época, banqueros, altivos y relamidos, cometieron el grave, gravísimo error de burlarse del aspecto de los Almogávares, que vestían abarcas y pieles de ciervo y oso. El desliz genovés les costó a los relamidos entre 3.000 y 4.000 muertos, en palabras de Pérez Reverte: ¨en una especie de botellón que acabó como el rosario de la aurora¨. Por la parte almogávar el parte fue de 2 heridos leves.

Tras el episodio de los genoveses, el emperador Andrónico y su hijo el principe Miguel, probablemente empezarían a preguntarse que clase de fulanos habían metido en su ciudad. Pero de momento estando la amenaza del turco, aún les servían y había ¨buen rollo¨, tanto que casaron a Roger de Flor con la sobrina de Andrónico, María.


Tenían los españoles que esperar a sus aliados bizantinos y alanos, pero ya se sabe que estos muchachos se aburrían si estaban mucho tiempo parados, y en solitario y en número de más o menos 3.000, cargan contra un ejército turco enormemente superior, y sin sufrir apenas bajas envían a ver a Alá a 13.000 turcos de la primera tacada. No se hacen prisioneros: ni se les puede ni se les quiere mantener. Así que todo varón mayor de 10 años es pasado a cuchillo, y los menores se adoptan para entrenarlos como almogávares.

imagenes gratis

A su llegada, los capitanes aliados se agarran un monumental cabreo, al verse privados de la gloria de tan descomunal triunfo. En el caso de los bizantinos el cabreo se agrava al haber triunfado los almogávares  en total inferioridad numérica, donde ellos habían fracasado con ejércitos mucho mayores. Empiezan las envidias....y el miedo.

La anécdota: nos cuenta el cronista que saqueando las lujosas tiendas turcas, un almogávar se encuentra un recipiente con un liquido dentro, lo abre, da un trago y no le desagrada, por lo que sigue bebiendo. En estas entra otro almogávar y empieza a increpar al primero: -¿Pero qué haces, pedazo de animal, que eso es un perfume carísimo que le podemos sacar buen dinero?
Y así lo narra el cronista riendo, entre los ¨eructos exquisitamente perfumados¨ del uno, y el cabreo del otro que ve perder parte del botín.

Siguen los españoles ahora con sus aliados masacrando turcos por miles. En el último encontronazo que los turcos se atrevieron a protagonizar, se enfrentaron contra 40.000 guerreros. Hay que destacar la valentía de los turcos, puesto que no huyeron hasta que 18.000 se habían acostado para no levantarse más.

Conjurado y para mucho tiempo el peligro turco, los españoles se preparan para pasar la invernada en Gallipoli.

A estas alturas el emperador Andrónico, su hijo Miguel, y toda la nobleza bizantina están acojonados. Casi que preferían la amenaza turca que tener a esas bestias viviendo en su territorio. Muy posiblemente el cálculo del emperador fuera que tras los choques con los turcos la tropa española se vería muy reducida numéricamente, siendo entonces fácil de controlar. Pero no: las bajas españolas han sido ínfimas. Para acabarlo de arreglar, 1.000 alanos y un numero indeterminado de bizantinos, se ponen al servicio de los almogávares ¨para luchar a la manera almogávar¨y ser almogávares de pleno derecho. Este hecho causó la profunda y razonable indignación de los jefes alanos y bizantinos. El jefe almogávar, Roger de Flor, es llamado a palacio, a Constantinopla. Deja a las tropas acuarteladas en Gallipoli y parte junto a algunos de sus capitanes. En la corte es asesinado y sus capitanes hechos prisioneros y posteriormente muertos cuando se rebelan. Los genoveses, rencorosos, los echaban vivos a hogueras, encadenados por los pies. La traición se ha consumado, la noticia no tarda en llegar a Gallipoli...

Llega la noticia a Gallipoli y ni invernada ni ostias: los españoles se aprestan para la venganza e inician camino hacia Constantinopla para que el emperador ¨les explique¨ qué es eso de andar traicionando y no pagar la soldada.
Dejan en Gallipoli a sus mujeres e hijos y a los almogávares heridos e inválidos al mando a Muntaner.
Era Muntaner el intelectual de los almogávares. Caía bien y era apreciado por la soldadesca, porque siendo poeta e intelectual nunca rehuía la primera linea del combate y los almogávares apreciaban esta actitud en un tipo que tenía todos los boletos para ser un finolis. Fue Muntaner el que escribió la crónica en la que todo el mundo se basa para recrear esta gesta. Se van los almogávares por Tracia y siguiendo su costumbre, devastan, saquean y matan por miles a los nuevos enemigos alanos y bizantinos. (De los turcos y para bastante tiempo, ni rastro.) . Por el camino les da tiempo a acuchillarse entre ellos por problemas de liderazgo hasta que se aclaran.

Así que allí queda Muntaner al mando, con las mujeres e hijos pequeños de los Almogávares y sobre 150 soldados heridos o inválidos. Enterado el ¨valiente¨Andrónico de esta circunstancia, organiza un ataque con tropas fundamentalmente genovesas -deseosas de vengar su humillación de Constantinopla- contra Gallipoli.
Muntaner se las ve mal, muy mal, sólo cuenta con una enorme masa de mujeres y niños pequeños y con unos 150 soldados inválidos. No obstante, se organiza la defensa. Se pone a un soldado hombre a mandar sobre grupos de unas 10 mujeres. Digamos que la función del soldado inválido es hacer de ¨cabo¨y dirigir la defensa, mientras que la función de las mujeres es hacer de soldados y guerrear.


Llegan los genoveses al mando de Spinola en gran número y seguros de su victoria. Comienza el ataque de noche, pero las mujeres resisten los primeros envites, lo que desconcierta y desmoraliza a los genoveses, que no se explican cómo coño (nunca mejor dicho) no consiguen pasar. El intento de derruir las murallas dura hasta el alba.
Al despuntar el día, Spinola con un cabreo de 3 pares, ordena  a sus hombres atacar frontalmente el fortín. Las ¨almogávaras¨ empiezan a sufrir bajas apreciables. Muntaner sabe que su única esperanza es resistir hasta que el correo que ha enviado de urgencia llegue y haga venir a los Almogávares. Sabe que esa es su única oportunidad. ¿Seguro? No. Observa y ve que con la llegada del día, los genoveses fuertemente equipados, resoplan y empiezan a andar sacando la lengua de calor...El poeta decide jugársela y ordena a sus hombres, los que pueden caminar, equiparse lo más ligero posible, y se encomienda ¨a Dios y a Santa María¨ y con 6 caballos y un reducidísimo número de hombres abre la puerta de la fortaleza y se va directo a por Spinola. De la primera lanzada ensartan a 3 genoveses. Asfixiados de calor y muy poco ligeros al ir muy pertrechados, los genoveses se ven incapaces de parar a los almogávares. El capitán Spinola, pierde literalmente la cabeza, en el mismo sitio donde los había desafiado, según palabras de Muntaner. Muerto su jefe, y humillados por un ejército de mujeres, los genoveses huyen como ratas. Más de 600 muertos les habían hecho las señoras ¨almogavarás¨ y la acometida suicida y por fortuna venturosa de Muntaner y su grupo de semi-inválidos.

Muntaner, cachondo, dice en su crónica que quedó ¨Mal acompañado de hombres y bien de mujeres, pues más de 2.000 fueron las que quedaron conmigo entre unas y otras¨. Este dicho le provocó innumerables bromas pícaras de sus compañeros de armas. Y tras este hecho la leyenda de invencibilidad de las tropas españolas fue total en Bizancio.

http://eldesclasado.blogspot.com.es/2010/01/una-de-almogavaras.html


Última edición por Malamadre el Mar Ene 17, 2017 11:10 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ferrolobo
webmaster
webmaster
avatar

Mensajes : 2528
Fecha de inscripción : 26/10/2006
Localización : en la frontera

MensajeTema: Re: Las defensoras de Gallípoli   Lun Dic 19, 2016 8:48 am

Me ha encantado como lo describes. Genial.
Además la historia no está reñida con el humor.
Gracias por el aporte.

Y lo que más me ha gustado


Malamadre escribió:


La anécdota: nos cuenta el cronista que saqueando las lujosas tiendas turcas, un almogávar se encuentra un recipiente con un liquido dentro, lo abre, da un trago y no le desagrada, por lo que sigue bebiendo. En estas entra otro almogávar y empieza a increpar al primero: -¿Pero qué haces, pedazo de animal, que eso es un perfume carísimo que le podemos sacar buen dinero?
Y así lo narra el cronista riendo, entre los ¨eructos exquisitamente perfumados¨ del uno, y el cabreo del otro que ve perder parte del botín.


_________________

www.almogavares.org
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.almogavares.org
hadita

avatar

Mensajes : 1585
Fecha de inscripción : 05/12/2006
Localización : TERUEL -lazona-

MensajeTema: Re: Las defensoras de Gallípoli   Mar Dic 20, 2016 11:29 pm

Pues empieza ha hacerse eco lo del aniversario.
Mira la empresa de material de recreación histórica Castel Bayart
https://www.facebook.com/castel.bayart.es/?fref=ts
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://lapromesadelalmogavar.weboficial.com/
hadita

avatar

Mensajes : 1585
Fecha de inscripción : 05/12/2006
Localización : TERUEL -lazona-

MensajeTema: Re: Las defensoras de Gallípoli   Dom Dic 25, 2016 9:38 am

Y recordad que también existe una novela que trata sobre este hecho histórico en concreto.
Sobre las mujeres almogávares que este año hacen 710 que defendieron las ciudad de Galípoli, su hogar, de las tropas que les envió el emperador de Bizancio para exterminarlos.
La novela es de Rubén García Cebollero, Almogávares Señores de Cornago y Galípoli
Editorial DESLAN

http://bibliotecaelperello.blogspot.com.es/2010/03/almogavares-i-senores-de-cornago.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://lapromesadelalmogavar.weboficial.com/
Sertorio

avatar

Mensajes : 118
Fecha de inscripción : 08/08/2011
Localización : zaragoza

MensajeTema: Re: Las defensoras de Gallípoli   Mar Ene 03, 2017 8:39 pm

muchas gracias por vuestras aportaciones
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ferrolobo
webmaster
webmaster
avatar

Mensajes : 2528
Fecha de inscripción : 26/10/2006
Localización : en la frontera

MensajeTema: Re: Las defensoras de Gallípoli   Lun Ene 09, 2017 4:07 pm

Pego aquí mi post en la sección de vestuario, por tenerlo todo junto.

Ferrolobo escribió:
Está recogida en la Crónica de Muntaner, la descripción del esquipo que se entregó a las mujeres almogávares para que defendieran la ciudad fortificada de Galípoli.
Es un equipo convencional, que figuraba, según el cronista, en abundancia en los almacenes de la Gran Compañía, fruto probablemente de sus saqueos al ejército bizantino.
Con él combatieron y vencieron auqellas sufridas mujeres hace justo 710 años.



Un poco de historia:
MUJERES ALMOGÁVARES
LAS DOS MIL DE GALÍPOLI,
710 aniversario
Sucedió hace 710 años en Galípoli, una ciudad griega fortificada situada en una península frente al mar de Mármara en la actual Turquía.
La Gran Compañía Almogávar la había convertido en su guarida oficial cuando quedó huérfana de su caudillo Roger de Flor el año anterior. Este había sido asesinado junto a la mayor parte de su cuadro de mando en un banquete en palacio, y  a manos de unos mercenarios alanos, pagados por el propio emperador.
Así murieron todos, borrachos y desarmados, a oscuras, con el cuello cercenado a traición, mientras les estaban escanciando vino, y hermosas bailarinas desnudas  danzaban  con gesto serio al son de una música de fondo, que no cesó hasta bien terminada la escabechina.
Muchos meses después, la hueste, arrinconada y olvidada a su suerte, abandonaba eventualmente  su refugio de Galípoli para ir a ajustarles las cuentas a aquellos alanos. Una expedición más de venganza y castigo propia de las circunstancias, pues había que hacerse valer para poder sobrevivir.
Ya para entonces eran demasiados los enemigos que acumulaban. Y cuando apenas hacía unos días que por el horizonte se perdieron las galeras con todos los hombres de la Compañía, por el mismo camino aparecieron nuevos barcos. Esta vez el emperador les mandaba mercenarios genoveses. Aviesos  y elegantes, a lo mejor aún se acordaran de cuando la Compañía saqueó y prendió fuego, allá en Constantinopla,  al barrió genovés de Pera, la misma noche de las nupcias del pirata Roger de Flor con la princesa de Lantzara. En mal momento llegaban los vistosos y gesticulantes genoveses, a bordo de veintiocho galeras, pues tras las murallas, sólo quedaban cien almogávares y seis caballeros. Los demás eran ancianos, inválidos, mercaderes, y la numerosa  prole de los almogávares al cuidado de dos mil mujeres.
Eran estas últimas las curiosas hembras que acompañaban en sus andanzas a la Compañía. El cronista las divide en tres clases. Las “amigas”, las esposas, y las “fembres de les Armes”
Y hubo que reclutarlas a todas. Armarlas, y distribuirlas por la muralla.
Lo que siguió es el típico trajín de un asedio heroico con intentos de pactos, propuestas de rendición, salidas suicidas y aguerridos asaltos.
Para que mantuvieran el brío les repartieron toneles de vino a cada tramo de barbacana. Y allí estaban ellas, arrojando piedras y cantals. Despojándose de la coraza para amamantar. Repeliendo los ataques, desplomando las escaleras que intentaban apoyar los asaltantes, arrancando garfios, atendiendo heridos y adoptando de inmediato a los hijos de las que caían. Por quedar las aspilleras a la altura de la cara, a muchas les desfiguraron el rostro para siempre.
Hacía calor, el sol del mes de julio caía impune sobre las armaduras de los genoveses.
Y los pocos almogávares y marineros que quedaban hicieron una salida sorpresa prácticamente desnudos, armados sólo con cuchillos y lanzas. Y desbarataron la primera línea genovesa matando a su capitán el tal Spíndola , y a su lugarteniente, el tan Bocanegra.
Se replegaron los sitiadores perseguidos por los habitantes de Galípoli. Hubo rendiciones y supervivientes. Las mujeres custodiaron seiscientos genoveses apresados y los más afortunados abandonaron en sus naves a toda prisa la playa, el malecón y el puerto de la ciudad sitiada.
No tardaron en regresar a Galípoli, tal vez alertados de antemano, el grueso de la Compañía que había terminado de ajusticiar a su manera a los magnicidas  alanos. Al llegar se encontraron  con las evidencias, las muestras y el postrero relato de los asaltos sufridos.
Es difícil penetrar en la mente de aquellos almogávares y de sus hembras. Tal vez podamos intentar comprenderlos al conocer la petición que los recientes viudos le exigieron a Ramón Muntaner, gobernador de la plaza e intendente de la Compañía, de que ejecutaran a dos genoveses por cada mujer almogávar muerta en combate.
Muntaner se negó.
De ninguna manera.
¡Cómo que dos genoveses por cada mujer! Y dio orden de que se ejecutara a todos los prisioneros.
Ese, consideraron, era el precio de sus mujeres.



_________________

www.almogavares.org
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.almogavares.org
Francisco de Barna

avatar

Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 26/01/2013
Localización : Tirwal

MensajeTema: Re: Las defensoras de Gallípoli   Miér Ene 11, 2017 12:35 am

Me ha sorprendido encontrar esta figura de plomo de Muntaner precisamente en la muralla de Galípoli


http://www.alabarda.net/blog/pintura/ramon-muntaner/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.almogavares.org En línea
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Las defensoras de Gallípoli   

Volver arriba Ir abajo
 
Las defensoras de Gallípoli
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Cambio polea poli V
» Boxeo, combate historico, Poli Diaz vs Pernell Whitaker, 27/07/1991
» El "extraño" MATEU LAHOZ pitará en Soria
» Se abre el libro de pases
» La nueva PX125 de Poli.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Almogávares de Europa III :: Categoría de muestra :: EPOPEYA ALMOGÁVAR-
Cambiar a: