Almogávares de Europa III

Acaban de acceder al foro Almogávares de Europa III. Foro de Recreación Histórica.Más de una década dedicados al estudio de la gesta de los almogávares. VIA SUS..!
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Nuevo foro ALMOGÁVARES DE EUROPA III, más de una decada dedicada al estudio de la Gesta almogávar. Entra, conectate con tu login de siempre o a través del que tengas en FACEBOOK, y explora sus posibilidades.

Comparte | 
 

 PERACENSE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : Precedente  1, 2, 3
AutorMensaje
somarro



Mensajes : 3682
Fecha de inscripción : 28/10/2006

MensajeTema: Re: PERACENSE   Mar Oct 09, 2007 9:12 am

JAJJAJAJAJA Los duendes de la informática os han juntado en el campamento almugábar.

Oye, Yedra por cierto la María Pacheco esa impresionante, y de monjica aún dá más morbo Rolling Eyes
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
hadita

avatar

Mensajes : 1600
Fecha de inscripción : 05/12/2006
Localización : TERUEL -lazona-

MensajeTema: Re: PERACENSE   Mar Oct 09, 2007 12:04 pm

Yñigo Lopez De Mendoza escribió:
Eso, eso, refréscame la memoria antes de que decidas darme de leches si me equivoco
:hilfe:
Ja, ja , ja. Ýñígo, date por enredado.

_________________

http://almogavar-desing.blogspot.com.es/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://lapromesadelalmogavar.weboficial.com/
Yñigo Lopez De Mendoza



Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 03/10/2007
Localización : En el mismo Bilbao

MensajeTema: Re: PERACENSE   Mar Oct 09, 2007 12:08 pm

Siento decepcionarte, pero mi Yñigo murió en 1212, con lo cual es harto impribable que en 1510 fuera abuelo de nadie. De todas formas es un nombre común, dado que el Marqués de Santillana también se llamaba así. La confusión es lógica y se entiende, pero en este caso tu disparo ha ido a la madera...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://usuarios.lycos.es/kolomangas
Catarens

avatar

Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 13/01/2007

MensajeTema: Re: PERACENSE   Mar Oct 09, 2007 3:53 pm

bienvenidos!! señores de AYALA y MENDOZA....E spero que repitamos ese lujo de elixir, para el disfrute y el despertar de la conciencía y no sé que más.... Rolling Eyes Aún me dura la siesta :^^: un saludo amigos ;
)

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.almogavares.org
Yñigo Lopez De Mendoza



Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 03/10/2007
Localización : En el mismo Bilbao

MensajeTema: Re: PERACENSE   Mar Oct 09, 2007 5:39 pm

Gracias por la acogida Catarens y repetiremos cata de brebajes y viandas en cuanto sea posible. La verdad es que vaya jornada gastronómico-medievo-festiva que nos metimos entre pecho y espalda...

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://usuarios.lycos.es/kolomangas
hadita

avatar

Mensajes : 1600
Fecha de inscripción : 05/12/2006
Localización : TERUEL -lazona-

MensajeTema: Re: PERACENSE   Mar Oct 09, 2007 5:59 pm

Yñigo Lopez De Mendoza escribió:
Gracias por la acogida Catarens y repetiremos cata de brebajes y viandas en cuanto sea posible.
Qué tal para las próximas bodas de Isabel?

_________________

http://almogavar-desing.blogspot.com.es/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://lapromesadelalmogavar.weboficial.com/
Yñigo Lopez De Mendoza



Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 03/10/2007
Localización : En el mismo Bilbao

MensajeTema: Re: PERACENSE   Mar Oct 09, 2007 6:02 pm

Mismamente, ya teníamos en mente acudir nuevamente a la llamada de tierras turolenses desde hace tiempo y ahora con más motivos. Nos veremos para las bodas entonces. Espero disfrutar al menos la mitad que en Peracense...así estaría bien aprovechado el viaje, que mira que queda lejos de Bilbao. :shocked:

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://usuarios.lycos.es/kolomangas
Ines de Alhama de Aragon
reportera medieval
avatar

Mensajes : 295
Fecha de inscripción : 31/07/2007

MensajeTema: Re: PERACENSE   Miér Oct 10, 2007 10:08 am

Que hermoso que un hombre oiga la palabra bodas y se apresure a recorrer tantos kilómetros jajaja

_________________

[marq=left]"
Muchos de los que viven merecen morir y algunos de los que mueren merecen la vida. ¿Puedes devolver la vida? Entonces no te apresures a dispensar la muerte, pues ni el más sabio conoce el fin de todos los caminos."
[/marq]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Aznar Pardo

avatar

Mensajes : 363
Fecha de inscripción : 29/04/2007

MensajeTema: Re: PERACENSE   Miér Oct 10, 2007 3:48 pm

NOTA: A petición de maese Enrique de Çaragoça, Cronista Mayor de la Hueste Fidelis Regi, retiro de este lugar la "
Crónica de Peracense"
y la devuelvo a la biblioteca del Real Monasterio Dúplice de Nuestra Señora de Sigena, bajo custodia de los freyres y sores de la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén.
----------------------------------------------------
Sit vobis ubicumque pax

_________________


"SOLOS COMO VOS, JUNTOS MÁS QUE VOS"


Última edición por el Mar Feb 24, 2009 7:31 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.fidelisregi.com
Yñigo Lopez De Mendoza



Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 03/10/2007
Localización : En el mismo Bilbao

MensajeTema: Re: PERACENSE   Miér Oct 10, 2007 5:57 pm

Si nos apuntamos a las bodas desde tan lejos es por asesinar a alguien y por el banquete...no te vayas a creer Laughing

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://usuarios.lycos.es/kolomangas
la mujer pantera



Mensajes : 103
Fecha de inscripción : 23/12/2006

MensajeTema: Re: PERACENSE   Miér Oct 10, 2007 6:01 pm

Entonces os encantará leer Bodas de sangre de García Lorca

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
FRANCO

avatar

Mensajes : 144
Fecha de inscripción : 22/12/2006
Localización : al sur de la corona

MensajeTema: el verdadero motivo   Miér Nov 07, 2007 1:24 pm

Pues yo creo que, aunque no se atrevan a decirlo, el verdadero motivo ni es uno ni el otro, estos degeneraus, facen leguas y mas leguas, y todas las que sean menester, para al amor de buen vino et de los cantos, et de todas esas cosas, regalrse una soberana fiesta, que tengo yo por oido y cierto.
Pero tened cuidado, pues una leyenda cuenta (aqui le poneis imaginación y pensais en un tono misterioso y tétrico) de un caballero que vino a esta honorable villa y durmiose soltero, despues de regalada noche, y como lo hizo en los brazos dese que llaman Baco, y cansado por intentar refocilarse con toda fembra que vio, non se sabe si por arte de bruixa o bruixo o por cual destos artes, despertose casado, et non fue esta su mayor sorpresa, pues la, a partir de aqui, suya senyora se acompaño ademas de suegro et de suegra, 15 cunyados et 25 filios, cosa misteriosa estos hasta mas no poder, pues habeis de saber nobles caballeros y mas nobles damas, que de los veinte y cinco non habia ni uno parecido al otro, et que algunos de piel amarilla et negra et blanca et rubios et morenos, et como digo todos diferntes, por eso nobles senyores et mas nobles dams tened cuidado con las noches de Teruel,
Los de aqui naturales non la damos por cierta, pero con estas cosas de bruixos y bruixas hay que tener cuidado, solo los almogavares que conocemos destos seres estamos a salvo de sus hechizos y encantamientos (pues quizas nosotros mismos lo seamos, pero eso non lo voy a desvelar), por eso advertidos quedais ¡¡¡cuidado con las noches de Teruel!!!

_________________

[marq=left]NI CAVO TRINCHERAS EN LAS QUE VIVIR, NI CREO EN CONSIGNAS POR LAS QUE MORIR[/marq]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ferrolobo
webmaster
webmaster
avatar

Mensajes : 2541
Fecha de inscripción : 26/10/2006
Localización : en la frontera

MensajeTema: Re: PERACENSE   Miér Nov 07, 2007 1:41 pm

Monasterio de Estercuel
Antigua frontera sur de la Corona
-restos supervivientes del Cronicón “Promissum Almogávaris” de autor desconocido-


Añadas han pasado desde que abracé los hábitos, y al día de la fecha de nuestro señor de 1245 hállome terminando mis días preso voluntario en esta celda. Pero a Dios doy gracias por la oportunidad de morir como cristiano, pues nunca viví como tal. Por lo menos, hasta que la divina providencia me adentró para siempre en el claustro deste convento, que es a su vez cárcel y retiro.
Presiento que ya llega el final, siempre barrunté la presencia de la Dama Oscura, instinto este de mercenario viejo, que nunca te abandona. Pero ahora la muerte no burlaré. Se corona así el final de mi existencia.
Hoy tengo por nombre fray Ferrolope, más no siempre me llamaron de tal modo.
Voy a morir insito, lo sé. Certeza siempre he tenido, creo que ya nací preparado para este momento, momento de liberación de un alma atormentada.
Pero… ¿cuando empezó todo? Tal vez allá…, en las salvajes fronteras con el reino moro de Valencia, aquellas sierras que plantaban marca de nuestro rey contra los almohades. Que yo no tuve la fortuna de nacer en casa, al lado de un fogaril, ni en una cabaña, ni lugar con otro techo salvo el de una de las carretas de la mesnada mercenaria, que allí mi madre me parió, naciendo así envuelto en sangre y barro, en almugavería. Y tal vez fuera este, junto a otros pocos momentos donde encontrome yo en la retaguardia de una incursión, para nunca más volver a la escasa seguridad de la misma.
No tuve niñez, a no ser que por ella se comprenda a la habilidad que mis siete hermanos, supervivientes de una camada de quinze lobeznos, desarrollamos en aprender abalanzarnos sobre el caballero recién abatido de su montura por tio Llorens. Pues la orfandad también fue precoz, y este almugavar fue quién se hizo cargo de la prole de padre cuando este cayó antes que él, y así nos procuró pan a los hermanos y consuelo a madre. Que daba gusto ver a tio Llorens en las incursiones fronterizas erguirse de entre los matorrales cuando aún se oía el ultimo relincho en el estertor del caballo cuyo vientre acababa de rajar. Él, cubierto de sangre , polvo y vísceras, que aún no acababa de tocar el jinete suelo, cuando la camada de lobatos nos abalanzábamos sobre su victima. Y antes, repito, de que el abatido tocara tierra, ya lo habíamos despojado de todo lo que de valor portara. Tío derribaba, nosotros rapiñábamos con frugal rapidez, en ocasiones, madre degollaba para acto seguido poner orden a golpes en el reparto del triste botín que aquellos crios del demonio habíamos conseguido. Mientras, tío Llorens se volvía a introducir en plena contienda bajo los cascos y vientre de otro corcel continuando la algarada junto a los demás.
Que en aquello me vino la afición a las armas, pues nunca me interesó desproveer a los cadáveres de otras cosas que no fueran sus ferros.
Llamábanme entonces con el nombre que siempre tuve, Ferrolobo.
Crecí, aprendí la disciplina del cortel, que como una pócima secreta transmitían los veteranos de la partida a los que nos iniciábamos en ella. ¡Cómo voy a temer al infierno! si en él me crié. Aquellas noches de San Choan, junto a las hogueras, gritos de guerra, sonidos de gaitas, saltos sobre el fuego, pisando fuerte sobre sus ascuas con los pies desnudos. ¡No hay dolor! ¡No hay dolor! Ebrios todos de una lujuria pagana, bailando alrededor de los fuegos, protegidos en el interior de nuestras selvas, bosques y sierras que nos acogían después de cada correría, como una madre que recupera en su seno a sus hijos, díscolos y pendencieros que retornan de saquear el mundo exterior. Dios sabrá de dónde salieron aquellos ritos salvajes que siempre practicábamos a escondidas de las gentes del clero. Mis antepasados nunca se islamizaron, más nunca estuvo claro que nos cristianizáramos del todo. Ignorábamos así nuestra propia historia, pero no nuestros ritos, ni nuestras leyes.
Y si las armas estaban dormidas había que despertarlas golpeando los cortels contra las rocas ¡DISPIERTA FIERRO! ¡DISPIERTA! Hasta que surgieran chispas de sus filos calientes
Y algo se encendía dentro de nosotros, algo que estaba depositado allí desde el principio de los tiempos.
Que una vez despertadas ya sólo cabria dormirlas sumergiéndolas en sangre.
Que de ello vivíamos, del cortel. Las incursiones sobre territorio moro fueron mi escuela, en ellas aprendí de la camaradería, de la suerte, de elegir a nuestros jefes sobre la marcha y sobre la marcha prescindir dellos, de retozar con hembras cautivas, de alquilar nuestros ferros a quien lo demandase ajustando bien el precio en el regateo propio de nuestras vidas.
Luego vino lo de cruzar el Pirineo, lo de Occitania. Amplias mesnadas como nunca se habían visto, grandes ciudades saqueadas, señores de la guerra que pagaban bien o simplemente no pagaban, el vino, la música, los trovadores, las dulces damas, las alegres rameras, el asalto, el botín, el derroche, la vorágine. Y tras ello, volver a empezar, alquilándonos por igual a Dios y al demonio, que en aquellos tiempos difícil era distinguirlos.
Fue entonces cuando lo conocí.
Su verdadero nombre era Juan Martínez de Marcilla, y hacíase llamar Diego.
Era uno de esos jóvenes descendiente de ricoshomes, desheredado de la fortuna que habían venido del otro lado de las montañas a la Cruzada en busca de botín para cumplir una promesa de amor. De aquellos que sin ser almogávares, pedían sitio en nuestras partidas pretendiendo encontrar con ello el anonimato en la consecución de un botín no siempre exento de sangre. Pertenecía entonces a la partida de Juan Pablo del Pobo, conocido entre sus hombres como “Somarro”, y junto a ellos vivimos jornadas de lucha, victoria, gloria y derrota.
Como la historia la escriben los vencedores, preveo que en un futuro nadie se acordará de los almugávares. Fuimos incómodos para quienes nos alquilaron y para quienes vencimos, y sin embargo…, si en un futuro alguien fuera capaz de unirnos y capitanearnos, ¡con nosotros se podría conquistar un imperio!. Por ello he recopilado parte de su historia, aquí, en la soledad del convento, siendo esto el epílogo de un nutrido grupo de legajos que quedarán cuando me haya ido en la biblioteca deste monasterio. Esto repito, es sólo el epílogo, y tal vez, sólo tal vez, en un futuro, algún joven novicio los lea. Y pueda atreverse a recopilar, mantener, ampliar y difundir la más bella historia de amor que se conoció en este reino. La de los Amantes de Teruel.
Que con Diego estuvimos en el sitio de Muret, allí donde conocimos a los Fidelis regis, que poco hay que contar ya de lo que allí acaeció, de cómo vimos morir a un rey, destronarse una corona, padecer el cautiverio de nuestro infante, y de cómo se fue al traste el sueño de un Reino en donde los Pirineos no habrían sido nunca frontera, si no columna vertebral de una neopatria cuyos territorio habrían ido desde el sur del Ebro al norte del Ródano. ¿Más qué importa ya?
Aún así, y gracias a Diego, de todo aquello salimos bien librados. Que ricos regresamos a Teruel en donde a poco sucedió el prodigio, el milagro o la desazón de la muerte y extraño fallecimiento de nuestro señor Don Diego de Marcilla. Que tras su desaparición nos quedamos si dueño, sin guía, sin ilusión. Y el oro poco dura en las agrestes avanzadillas de la frontera, que todo fue gastado en vino y mujeres, hasta la última moneda. Así era fray Ferrolope en aquellos años difíciles, y no hay excusa.
Pero en cuando, surgen acontecimientos que marcan para siempre el alma de un hombre. Y la partida volvió a la guerra, junto a los fidelis veteranos también de Muret, acabamos guarnicionados en la fortaleza de Peracense. Años difíciles repito, con el príncipe Jaime cautivo, la corona en interdicto, las arcas reales vacias, el desgobierno y mesnadas al mando de nobles sin escrúpulos luchando entre ellas por acaparar el poder. A fin de cuentas, y para un mercenario, más de lo mismo.
En Peracense fuimos guarnicionados repito junto a los fidelis regis, las huestes de ACHA, Ipareco Ionac y sus templarios, los levantinos Leo Crucis. Pero…, difícil es explicar para quién della no ha vivido lo complicado que es el arte de la Tornachunta. Que la partida no teníamos más fidelidad que a ella misma, y al oro que no tiene dueño ni nos hace dueño de él. Pero los himnos, las banderas, las religiones, los pendones, las patrias, los altos ideales, nunca nos dieron de comer, ni a nosotros ni a las hembras y crias de nuestro clan. Que ya eran muchos meses sin cobrar, y allí, junto al portón del castillo, al lado de Somarro, una bolsa de monedas tintineó. La almugavería era así, y de habernos negado delante de nuestra gente, inmediatamente nos hubieran sustituido, pues han de comprender que a pesar de alquilarnos al mejor postor, las capitanías de las partidas se otorgaban por elección, así había sido siempre, y así seguiría siendo en posterior. Si bien ahora busco el perdón de Dios, no mendigo el de los hombres, ni la excusa de nuestra actitud.
Allí vi caer a lo poco que quedaba de la florinata de la caballería de Aragón, y los que sus días no habían terminado en Muret, terminaron en Peracense. ………….murieron en noble combate. Lo sé bien, porque algunos en el suelo…, yo mismo degollé. Que aún después de la toma los contratantes del Conde de Morvedre contra nosotros se intentaron revolver llamándonos traidores, que para ello ya estábamos preparados. Ni siquiera se lo tuvimos en cuenta, era de prever, gajes que iban de oficio.
Allí acaecióme la revelación, como otrora le acaeciere a San Pablo. ¿Y si Diego, mi Señor, aún estuviera vivo? Él también fue un Fidelis Regi ¿Acaso me hubiera tocado también degollarlo? Él, ¡que era de los nuestros!.
Y por primera vez en mi vida padecí lo que luego mi confesor de Estercuel dio el nombre de “remordimientos”.
Abandoné la partida, años sirviendo de soldado y ahora dome cuenta que el único uniforme que he vestido en mi vida ha sido el hábito de mi Orden monacal. Aprendí del arte de la escritura y la grafía, y pasé en silencio el resto de mis años, sobre las vitelas, rememorando lo acaecido, preservando la historia real, la de Diego de Marcilla, la del reino, la de nuestro monarca Jaime I, la de los almugávares, y la del triste capítulo de Peracense.
Tarde descubrí que existen otros campos de batalla, y otras causas que librar sobre pergaminos, tintas y manuscritos. Ya no tengo en mi mano el Cortell, sino la pluma. Pero en esta, mi última batalla contra la muerte…¡no habrá tornachunta!
---------------------------

Escrito en el Monasterio de Estercuel sobre el año de 1240/1245

_________________

www.almogavares.org
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.almogavares.org
Ferrolobo
webmaster
webmaster
avatar

Mensajes : 2541
Fecha de inscripción : 26/10/2006
Localización : en la frontera

MensajeTema: Re: PERACENSE   Miér Nov 07, 2007 1:45 pm



A finales del siglo xv un joven novicio conocido en la Orden Mercedaria como fray Gabriel Tellez, del que se decía era hijo bastarto del Duque de Osuna, encontró los restos finales de una obra de mayor envergadura que apenas habían sobrevivido al paso de los siglos y de los incendios en la biblioteca del Monasterio de Estercuel.
Modernos investigadores aún no se ponen de acuerdo sobre las influencias que pudieron causar en él aquellos legajos hoy desaparecidos. Pero sea así o no, aquel fraile, en el verano de 1635 publicó una novela.
Su título “La historia de los amantes de Teruel”. Obra universal firmada bajo el speudónimo de
TIRSO DE MOLINA

_________________

www.almogavares.org
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.almogavares.org
Ferrolobo
webmaster
webmaster
avatar

Mensajes : 2541
Fecha de inscripción : 26/10/2006
Localización : en la frontera

MensajeTema: Re: PERACENSE   Jue Feb 21, 2008 8:28 am

Con el permiso del Conde de Morvedre

_________________

www.almogavares.org
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.almogavares.org
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: PERACENSE   

Volver arriba Ir abajo
 
PERACENSE
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 3 de 3.Ir a la página : Precedente  1, 2, 3

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Almogávares de Europa III :: Categoría de muestra :: MEDIEVALMANIA-
Cambiar a: